viernes, 12 de octubre de 2007

Ventajas de la Lactancia Materna


Ventajas de la Lactancia Materna:
La leche materna es nutricionalmente superior a cualquier otra alternativa.
Es tan buena que el bebé no necesita nada más, ni agua, ni zumo, ni infusiones...
Está a la temperatura justa y no se echa a perder.
Es la mejor vacuna y sin efectos secundarios para todas las enfermedades infectocontagiosas. Desarrolla el mejor sistema inmunitario posible.
Produce menos riesgo de alergias que cualquier otro alimento para lactantes
Reduce el riesgo de mortalidad por Enterocolitis Necrotizante y la Muerte Súbita
Reduce la morbilidad por infección gastrointestinal, respiratoria, urinaria y otitis
Se favorece el adecuado desarrollo de la mandíbula y las demás estructuras de la boca
Potencia la inmunidad
Reduce el riesgo de enfermedades alérgicas como el eccema y el asma
En la madre reduce el riesgo de cáncer de mama y ovario y acelera la involución uterina (el útero vuelve antes a su tamaño original), lo que repercute en una pérdida de sangre menor .



Favorece el contacto físico y psicológico madre-hijo Crea un lazo de amor muy fuerte que protege al bebé tanto física como mentalmente.
Y además:



Es más barata, está siempre disponible, no se acaba, de noche no te tienes que levantar a prepararla y puedes seguir descansando, es menos estrés salir de casa, y por último, el bebé se desteta cuando la mamá y él están list@s para hacerlo.




La organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna exclusiva por lo menos durante los seis primeros meses de vida del bebé, y continuarla en combinación con otros alimentos hasta los 2 ó 3 años de edad.

4 comentarios:

Marta dijo...

Hola a tod@s. Me llamo Marta y tengo una preciosidad de 7 meses y medio que hace poco ha empezado a comer papillas de verduras, y ahora le estoy añadiendo la carne. Hasta hace aproximadamente un mes (6 meses) la niña comía únicamente pecho, salvo una ayuda pequeña que le daba por la noche cuando se quedaba más inquieta, pero el 98% de su alimentación era pecho. Ahora he empezado con los alimentos sólidos, y después de comer la papilla no quiere pecho, además de que ella está un poco resfriada, tengo la sensación de que come progresivamente menos teta, y además a mí no me sube tanto como antes, o al menos eso creo (puede ser una consecuencia lógica).
Me gustaría que me indicárais si existen algunas pautas para no perder la leche cuando se le introducen los alimentos sólidos, a mí se me han ocurrido dos (darle el pecho antes de la papilla y apurar con el sacaleches lo que ella no apure), pero si alguien puede aportar algo más le estaría muy agradecida.
Gracias por todo: Marta

almamar dijo...

Hola, Marta. Pues tú misma te has dado la solución. El pecho se da antes que las papillas por lo menos hasta el primer año para mantener la producción de leche. Tu hija es lactante, y la leche materna es su principal alimento. Si deja de tomar algo de alimentación complementaria no pasa nada, pero si deja de tomar pecho si se pierde mucho. Si le das a demanda y antes de las papillas no es necesario que te saques leche, a no ser que hayas notado que realmente ha bajado mucho la producción en estos días. La ayuda de biberón tampoco es necesaria. ¿Hace bien peso?
Puedes escribirnos a la dirección del grupo y si quieres te añadimos a la lista de correo para que más madres te puedan contestar y para que puedas consultar nuestros archivos:
almamar.grupodeapoyo@gmail.com
Un saludo
Rocío Martínez (ALMamar)

almamar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

hola chicas. mi caso es este:
- mi niño de 8 meses ha tomado solo leche materna hasta hace un mes que empece con la papilla de veruda y pollo porque me he incorpoado al trabajo.
- el niño se queda con mi madre y el plan es el siguiente: a las 8 le doy teta (claro está medio dormido o dormido y no sé lo que cogerá) al ratillo le entra hambre y mi mdare le da un biberón de mi leche que me la saco en el trabajo; luego cuando pide otra vez mi madre le da la papilla, yo le digo que procure aguantarle hasta que yo llegue para darle el pecho enseguida (antes ni me atrevo porque no tengo ganas de dar más explicaciones ni de justificar más por qué le doy teta, es triste pero es así), total que según mi madre el niño sobre la 1 "está muerto de hambre y he tenido que darle la papilla" (seguro que esto se suena a más de una...), y claro cuando yo llego a las 14.00 ya no quiere teta (cosa que me hundió el primer día) porque entre otras cosas está jartico de agua. total que normalmente hasta que se echa su siestecilla ya no me coge el pecho.
- no sé si estoy haciendo bien. alguna pensará: pues que tu madre le de el biberón después (o antes) de la papilla), pero claro... me cuesta tanto sacarme leche (es que no me sale, solo me sale cuando no llevo sin estar con el 4 horas o así) que claro no tengo ganas de estar todo el día juntando "culillos" para conseguir un biberón en condiciones.
- total, que no sé si estoy haciendo bien. ¿qué pensáis? es que como dicen que las papillas complementan al pecho... y en mi caso es al revés.
gracias.